Cómo jugar al Texas hold’em sin límite

Cómo jugar al  Texas hold’em sin límite

La diferencia entre las reglas del Texas hold’em con límite y sin límite es la cantidad de dinero que se puede apostar. Los turnos de apuestas y el resto de las reglas son las mismas en ambas modalidades.

En el póker sin límite no hay apuesta máxima establecida. Un jugador puede apostar en cualquier momento todo el dinero que tenga en la mesa.

En cuanto a la apuesta mínima, corresponde a la cantidad de la apuesta o subida previa en esa ronda de apuestas.

Así, por ejemplo, en una partida en la que la ciega grande sea $5, la apuesta mínima para subir sería de $10 ($5 para igualar la apuesta y $5 de subida). Si un jugador efectuara esta subida de $10, el jugador al que le toca el turno después podría:

  • retirarse
  • igualar la apuesta poniendo $10
  • subir un mínimo de $15 ($10 para igualar la apuesta y $5 de subida)
  • subir una cantidad superior

Si escogiera la última opción y decidiera apostar $50 ($10 para igualar la apuesta y $40 de subida), el siguiente jugador podría realizar una subida mínima de $90 ($50 para igualar la apuesta y $40 de subida).

Solo está permitido hacer una subida menor a la cantidad de la apuesta precedente en caso de que a un jugador no le queda suficiente dinero para llegar a cubrir la apuesta mínima. Cuando esto ocurre, el jugador puede simplemente poner el resto de sus fichas (ir all-in). Si las apuestas continúan aumentando después de su subida, se crea un bote aparte en el que el jugador “restado” no participa.

 


Deja un comentario