Cómo jugar al Texas Hold’em Poker

Cómo jugar al  Texas Hold’em Poker

El Texas Hold’em es, probablemente, la variante de póker más practicada y extendida en todo el mundo.

Las reglas del Texas Hold’em poker son muy sencillas. A continuación, te explicamos las modalidades del Texas Hold’em con límite y sin límite:

Reglas del Texas Hold’em con límite

En el juego hay cuatro rondas de apuestas, la cantidad que se juega en las dos primeras rondas es la mitad que la de las dos siguientes. Por ejemplo, en una mesa de $1/$2, se apuesta $1 en las dos primeras rondas y $2 en las dos siguientes. En cada una de estas rondas de apuestas el máximo número de subidas es de cuatro. Es decir, una vez un jugador abre con una apuesta inicial, sus contrincantes pueden subir hasta tres veces más, siempre en las cantidades que marca la mesa. Por lo tanto, en una mesa de $1/$2, cada jugador puede llegar a arriesgar un máximo de $4 en cada una de las dos primeras rodas, y de $8 en cada una de las dos siguientes.

Empieza la mano

El primer paso son las ciegas. Las ciegas son dos apuestas obligatorias, la ciega pequeña y la ciega grande, que en cada ronda del juego deben poner los dos jugadores que están a la izquierda del repartidor (dealer en inglés). El primer jugador a su izquierda pone la ciega pequeña, y el jugador a la izquierda de este, la ciega grande. El valor de la ciega pequeña es la mitad de la apuesta pequeña; medio dólar en una mesa de $1/$2. La ciega grande cuesta el equivalente de la apuesta pequeña; en este caso, $1.

Tras poner las ciegas, el repartidor reparte a cada jugador 2 cartas boca abajo. A lo largo de la mano, se colocarán cinco cartas más boca arriba en el centro de la mesa, las llamadas “cartas comunitarias”, compartidas por todos los jugadores. Al terminar, cada jugador formará su jugada usando la mejor combinación entre sus dos cartas y las cinco comunitarias; así, el jugador podrá usar una de sus dos cartas de mano, las dos, o ninguna para crear su mejor jugada.

Repartidas las dos cartas de mano, hay la primera ronda de apuestas. Empieza “actuando” el jugador que está sentado a la izquierda del que ha puesto la ciega grande. Las opciones que tiene son retirarse (fold), ir (call) o subir (raise). Si decide ir, tiene que igualar el importe de la ciega grande. Si sube, además de igualar la ciega grande debe subir una apuesta adicional pequeña ($1 en una mesa de $1/$2). El turno de apuestas sigue en el sentido de las agujas del reloj hasta llegar al jugador que ha puesto la ciega grande.

Si un jugador ha subido, el siguiente jugador  puede retirarse (fold), ir (call) o subir (raise). El turno pasa a su izquierda y termina cuando todos los jugadores han aportado al bote la misma cantidad de dinero, habiéndose retirado aquellos que así lo han decidido. En caso de que un jugador suba y ningún otro iguale su apuesta, gana la mano automáticamente y se lleva el dinero del bote.

El Flop

Los jugadores que continúan en el juego, reciben el “Flop”, que son las primeras tres cartas comunitarias de las cinco de que va a constar la mano.

A continuación, hay otra ronda de apuestas. Esta vez empieza el jugador que está sentado inmediatamente a la izquierda del repartidor. Puede elegir entre pasar (check) o apostar (bet). Si el jugador pasa, se reserva el derecho a igualar o superar cualquier apuesta que se haga detrás de él cuando le vuelva a tocar el turno. Si apuesta, debe aportar una apuesta pequeña al bote. El turno de apuestas continúa de la misma forma que en la ronda anterior, finalizando ahora en el jugador que hace de repartidor.

La Cuarta Carta

Los jugadores que siguen en la mano ven la cuarta carta, en inglés “The Turn” o “Fourth Street”. El turno de apuestas que sigue funciona de la misma forma que en el Flop, pero ahora las apuestas son del doble valor. En una mesa de $1/$2, las apuestas después de ver la cuarta carta son de $2.

La Quinta Carta

Los jugadores que siguen en la mano ven la quinta y última carta, que en inglés se llama “The River” o “Fifth Street”, y sigue un turno de apuestas igual al anterior. Al finalizar este turno, los jugadores que permanecen en la mano deben comparar sus jugadas y se lleva el bote aquel cuya combinación de cartas sea superior.

En la siguiente mano, la función de repartidor pasa al jugador que está sentado a la izquierda del que lo acaba de ser.

Pincha en el siguiente enlace para saber cómo se juega al  Texas Hold’em Poker sin límite.

 


Deja un comentario