Cómo jugar al Póker

Cómo jugar al Póker

El Póker es una variedad de juegos de cartas en el que las manos (partidas) de los jugadores se clasifican según las cartas que tengan disponibles, ya sean individuales o compartidas con otros jugadores. Las diferentes variedades del póker varían según el número de cartas que se reparten, las clasificaciones de manos que se usan, el conjunto de cartas ocultas y comunitarias disponibles, el número de rondas de apuestas y los procedimientos para apostar. Normalmente, el ganador de cada mano de póker es quien tenga la mano con la mejor clasificación una vez que se muestran todas las cartas (este momento se conoce como “show Down” o confrontación final) o el jugador que hace la última apuesta y nadie la iguala.

Tipos de juegos de póker

Existe una amplia variedad de juegos de póker entre los que elegir, muchos de ellos tienen reglas y procedimientos para apostar muy diferentes. A continuación, encontrarás una lista de los juegos de póker más populares. Pincha en cada uno para obtener más información y acceder a sus reglas:

Texas Hold’em

Omaha Hi

Razz

Stud Hi

Stud Hi Lo

5-Card Stud

Draw

Juegos mixtos

 

Reglas del póker

Los juegos de póker normalmente incluyen una apuesta obligatoria, conocida como la ciega grande y la ciega pequeña en Hold’em y Omaha, o los antes y apuestas de apertura (bring-in) en Stud. Esta apuesta obligatoria es el punto de partida del bote en cualquier mano de póker, y el primer estímulo de los jugadores para ganar la mano. Las acciones que se producen en las rondas de apuestas siguientes van aumentando el tamaño del bote.

Reparto de cartas y rondas de apuestas

Después de repartir las cartas iniciales,  los jugadores actúan por turnos, en la dirección de las agujas del reloj.

Cada jugador puede realizar una de las siguientes acciones cuando es su turno:

Pasar: los jugadores solamente pueden pasar cuando no hay apuestas en la ronda actual, y la acción de pasar da el turno de actuar a la siguiente persona en la mano en dirección de las agujas del reloj. Si todos los jugadores participantes pasan, la ronda se considera como completada.

Apostar: los jugadores pueden apostar si ningún otro jugador ha apostado durante la ronda actual.

Retirarse: los jugadores que se retiran renuncian a sus cartas y no pueden ganar o actuar de nuevo durante la mano actual.

Igualar: los jugadores pueden igualar si otros jugadores han apostado durante la ronda actual; esto implica que el jugador iguale la apuesta más alta.

Subir: los jugadores pueden subir si otros jugadores han apostado durante la ronda actual; esto supone que el jugador que sube iguale la apuesta más alta y, después, haga una nueva apuesta.

Se pueden repartir cartas adicionales, tanto ocultas como visibles, a los jugadores después de cada ronda de apuestas, cambiando la mejor mano de póker que cada jugador pueda hacer con las cartas disponibles.

Confrontación final

Una vez que se ha igualado la última apuesta o subida durante la ronda final de apuestas, se da el momento de la confrontación final o “show Down”; los jugadores que queden activos deben mostrar o exponer sus manos y el o los jugadores con las mejores manos ganan el bote.

Frecuentemente, los jugadores muestran sus manos en orden en vez de todos a la vez. El bote puede ser compartido por varios jugadores y se reparte de diferente forma según las reglas del juego y la clasificación de la mano de cada jugador en relación con las de sus oponentes.

Clasificación de manos

Visita el enlace de Clasificación de manos para obtener más información sobre las diferentes combinaciones de cartas que componen las clasificaciones de manos de los diversos juegos de póker.

Límites de apuesta

Los límites de apuestas hacen referencia a la cantidad que pueden emplear los jugadores para abrir las apuestas y subir. Normalmente, los juegos de póker tienen los siguientes tipos de límites:

Sin límite: en los juegos de póker de apuestas sin límite, cada jugador puede apostar o subir cualquier cantidad hasta el total de su pila de fichas (el total de fichas que tiene en un momento dado), en cualquier ronda de apuestas, cuando sea su turno.

Límite del bote: en los juegos de póker de apuestas de límite del bote, cada jugador puede apostar o subir cualquier cantidad hasta el tamaño total del bote en ese momento.

Límite fijo: en los juegos de póker de apuestas de límite fijo, cada jugador puede decidir igualar, apostar o subir, pero sólo por una cantidad fija. La cantidad fija para cualquier ronda de apuestas se determina previamente.

Límite de margen: en los juegos de póker de apuestas de límite de margen, cada jugador puede apostar o subir cualquier cantidad dentro de un rango determinado.

 


Deja un comentario