Cómo invertir en bolsa

Cómo invertir en bolsa

Si has oído hablar de invertir en bolsa y te has decidido por ello, estás en el sitio adecuado. En este artículo vamos a explicar de la forma más sencilla posible cómo invertir en bolsa, cómo comprar acciones, qué pasos hay que seguir para comprar acciones, qué tipos de gastos extra surgen por el camino y, algo muy importante, cuándo se pueden vender las acciones, porque invertir en bolsa no significa más que comprar acciones a un precio y venderlas cuando el precio sea superior.

Para empezar a invertir en bolsa, tienes que comprar acciones. Esto es muy sencillo, lo primero que debes hacer es buscar un “broker” o, lo que es lo mismo, un corredor o agente de bolsa. Un broker es una persona o una empresa que trabaja como intermediario entre la bolsa y tú, su beneficio está en las comisiones que cobran por realizar las compras y las ventas de tus acciones.

Puedes encontrar un broker haciendo una búsqueda en Internet o, también, puedes acudir a tu banco habitual  a informarte ya que todos los bancos disponen de servicios de compra venta de acciones. Dependiendo del tipo de comisiones y de la cantidad que quieras invertir, podrás decidir cuál de los dos medios te interesa más.

En cualquier caso, elige un broker que brinde una comisión competitiva y asegúrate de que cumple con todas las normativa para operar en bolsa.

El siguiente paso es crear una cuenta. Si elegiste a tu banco como intermediario en la compra de acciones, pregúntales cuales son los pasos para empezar el proceso.  Si elegiste un corredor o agente a través de internet, date de alta, crea una cuenta con ellos y te enviarán a tu domicilio documentación que tendrás que remitir firmada.

Una vez tengas la cuenta creada, ya puedes empezar a invertir en bolsa: podrás comprar y vender acciones cuando desees. Vigila los gastos que tendrás, para que la rentabilidad de tus acciones sea la máxima. Si vas a invertir en bolsa pequeñas cantidades, a veces, aunque las acciones suban de valor, no será rentable para ti venderlas, ya que descontando las comisiones todavía no habrán generado beneficios.

Lo más cómodo para empezar a invertir en bolsa es comprar o vender las acciones a través de Internet. Si tienes tu banco cerca, puedes acercarte y solicitar la operación en persona, pero no hay nada más satisfactorio que empezar a invertir en bolsa desde tu casa, mientras navegas por todas las páginas web con información en tiempo real sobre el valor exacto de tus acciones.

Otra ventaja de invertir en bolsa a través de Internet es que te permite operar prácticamente durante todo el día mientras el mercado esté abierto, si realizas una compra o una venta de acciones fuera de hora, estas órdenes de compra o venta se quedan almacenadas para realizarse en cuanto abra de nuevo el mercado.

 


Deja un comentario