Cómo diferenciar entre un voto nulo, un voto en blanco y una abstención

Cómo diferenciar entre un voto nulo, un voto en blanco y una abstención

Una de las dudas más frecuentes que tienen los ciudadanos cada vez que llega una fecha electoral es la diferencia entre un voto nulo, un voto en blanco y una abstención.

En este artículo te explicamos el significado de cada uno de ellos y las consecuencias que tienen en el resultado electoral final.

Voto en blanco

Se considera voto en blanco un sobre depositado en la urna que no contiene ninguna papeleta. También en el caso de voto por correo.

Los votos en blanco sí afectan al resultado final, en perjuicio de los partidos minoritarios.

Suman en el total de votos sobre el que se calcula la distribución de escaños y, como consecuencia, aumentan el listón electoral mínimo para entrar.

La ley que determina el número de escaños en el sistema electoral español es la llamada Ley D’Hondt. Se trata de una fórmula electoral que permite obtener el número de cargos electos asignados a las candidaturas, en proporción a los votos conseguidos. Así, termina favoreciendo a los grandes partidos en detrimento de las formaciones pequeñas menos votada.

Voto nulo

Se considera voto nulo todo aquel voto que no esté contenido en un sobre o que contenga más de una papeleta de distintas candidaturas.

También aquel voto que haya sufrido modificaciones como nombres de candidatos tachados, expresiones escritas, o cualquier otra alteración intencionada.

Estas alteraciones se tienen en cuenta tanto para el sobre como para la papeleta.

Los votos nulos no suman, por tanto, no tienen ninguna consecuencia electoral.

Abstención

Abstención y no participación es lo mismo.

Un votante se abstiene al no ejercer el derecho al voto al que estaba convocado, ni acudiendo al colegio electoral que le corresponda ni por correo.

La abstención se computa en la estadísticas como: «no participación» y, en principio, no tiene efecto en los resultados de las elecciones.


Deja un comentario