CÓMO CAMBIAR LA CONTRASEÑA DEL ROUTER WIFI

CÓMO CAMBIAR LA CONTRASEÑA DEL ROUTER

CÓMO CAMBIAR LA CONTRASEÑA DEL ROUTER WIFI

Es posible que otros usuarios tengan acceso a nuestra red sin autorización ya que han aumentado considerablemente el número de descargas de aplicaciones como WifiPass o WLANAudit, que detectan las redes Wifi cercanas e incluso sus contraseñas de acceso por defecto.

 

Por ello, es importantísimo cambiar la contraseña que el router trae por defecto, para disminuir el riesgo de ser invadidos por estos ladrones de redes.

 

Cambiar la contraseña del router no es fácil pero aquí te explicamos los pasos para poder hacerlo tú mismo.

CÓMO CAMBIAR LA CONTRASEÑA DEL ROUTER WIFI

1_Conocer la dirección del router:

para ello tenemos que ir al menú Inicio de nuestro ordenador y escribir estas 3 letras en la caja de búsqueda: cmd. Aparecerá una ventana de MS DOS (fondo negro y letras blancas) en la que tendremos que escribir: ipconfig. A continuación, la pantalla nos mostrará una serie de datos: tendremos que anotar los números que ponga en Puerta de Enlace Predeterminada. Sino lo encuentras puedes probar con 192.168.1.1 que es una dirección muy común de los routers domésticos.

2_Entrar en el router:

escribiremos la serie de números en la barra URL del navegador (donde aparecen las direcciones web cuando navegamos). En este momento se nos pedirá un nombre de usuario y una contraseña que deberían estar en el manual de instrucciones del router. Si no encontramos los datos, podemos llamar a nuestro operador para que nos los facilite. También se puede probar suerte con algunos de los nombres de usuario y contraseñas más comunes (como admin/admin o admin/1234).

3_Cambiar la contraseña:

una vez dentro del router, seleccionamos la opción Wireless y después Seguridad. En esta sección podemos elegir la opción de encriptación con la que vamos a conectarnos: WPA2 es la más segura, seguida por WPA y después por WEP, que es la menos segura. A mayor seguridad, más difícil será descifrar nuestra contraseña. Por último, introducimos la nueva contraseña. Lo más importante es recordarla, pero se recomienda también combinar el uso de letras y números, que sea larga y compleja, e incluso mezclar mayúsculas y minúsculas. Deberás teclear esta nueva contraseñas cuando te vuelvas a conectar a la red con alguno de tus dispositivos (móviles, ordenadores o tablets).

 


Deja un comentario